Los aceites esenciales

¿Qué es un aceite esencial y para qué sirve?

En la búsqueda de alternativas y productos naturales para el bienestar y la salud, nos encontramos con el fascinante mundo de los aceites esenciales. En primer lugar, empecemos por preguntarnos ¿qué es un aceite esencial?, ¿para qué sirve y cómo se usa?

Aceite Esencial

Es un extracto líquido, concentrado y complejo, obtenido de plantas aromáticas (flor, hojas, madera, etc.).

Origen de los aceites esenciales

Están presente en distintas partes de las plantas, como por ejemplo:

  • En las flores (como en el caso de la lavanda, el jazmín y la rosa)
  • Y en todo el árbol (como sucede con el eucaliptus)
  • También en las hojas (la citronela)
  • En la madera (el sándalo)
  • Igualmente en la raíz (el vetiver)
  • En la resina que exudan (el incienso, la mirra y el benjuí)
  • Y en la cáscara de los frutos (el limón, la naranja y la bergamota).

Aceite esencial

¿Como se obtiene un aceite esencial?

Se conocen los siguientes métodos:

  • El de la Destilación en corriente de vapor (o por arrastre de vapor).
  • Y, el de Extracción por presión en frío (exprimiendo sin calentar), por maceración, entre otros. También se pueden extraer aceites esenciales mediante su disolución en aceites vegetales (almendra, durazno, maní, oliva, sapuyul).

¿Para qué sirve?

De acuerdo a sus propiedades y beneficios, los aceites esenciales sirven para:

  • Hidratar y a devolver la luminosidad a la piel.
  • El aroma aporta bienestar a nuestra mente: pueden hacernos sentir más optimistas y aliviar el estrés o ansiedad.
  • De la misma manera, tienen principios antibióticos, como el árbol de té y la lavanda, regeneradores celulares, antivíricos y antisépticos.
  • Además, contienen propiedades antimicrobianas y antifúngicas, inmunoestimuladores, son utilizados para mejorar la circulación sanguínea y el sistema linfático, e incluso para equilibrar las emociones.

Aceites esenciales

¿Cómo se usan los aceites esenciales?

La gran variedad de aceites individuales y mezclas, pueden ser usadas solas o combinadas.

1.- Aromático: 

La mejor herramienta para lograrlo, es usar difusores que usan aire frío o agua.

Otra forma más fácil y práctica es colocando unas gotas directamente en las manos, frotándolas y llevando a la nariz para respirar profundamente su delicado aroma.

De igual manera encontramos las siguientes:

  • ​Aplica unas gotas en un algodón y colócalo en los orificios de ventilación de tu vehículo.
  • Mezcla los aceites en una botella con aspersor y rellena con agua para rociar sobre muebles, alfombras o ropa de cama.
  • Agrega unas gotas de aceite en la lavadora antes de terminar el proceso de secado.
  • Úsalo para limpiar las superficies del hogar.

2.- Tópico: 

A través de un masaje ligero, se aumenta el flujo de sangre en el área de aplicación y mejora la distribución del aceite en todo el cuerpo.

Las áreas sugeridas para su aplicación son las siguientes: 
  • Cuello.
  • Sienes y nuca.
  • Pecho y abdomen.
  • Brazos, piernas y plantas de los pies.

Sugerencias de aplicación tópica:

  • Agrega unas gotas de aceite durante un baño caliente.
  • Y en una toalla húmeda para crear una compresa caliente o fría y luego aplicándola al área deseada.
  • Así como en alguna loción o humectante y luego aplícalo en la piel.

Áreas sensibles a evitar:

  • Algunas superficies del rostro como el contorno de los ojos.
  • Ojos e interior del canal auditivo.
  • Áreas de la piel con heridas o sensibilidad.

Aceites esenciales usos

3.- Interno:

Existen guías o recetas de referencia que se pueden consultar de acuerdo a las necesidades de cada uno. Se sugiere consultar con un profesional de la salud antes de consumirlos.

Algunos usos internos:

  • Primero, reemplaza las hierbas y especias frescas o secas por aceites esenciales en recetas para cocinar y hornear. 
  • En segundo lugar, para los aceites más potentes, administra la dosis con un mondadientes o palillos.
  • Finalmente, puedes añadir unas gotas de aceite esencial al agua, licuados, leche, té u otras bebidas para darles sabor.

Principales aceites esenciales y sus indicaciones

Los más comunes:

Aceite Esencial Indicaciones

Árbol de té

Para infección bacteriana, candidiásica, viral o parasitaria, así como para la prevención de lesiones cutáneas por radioterapia. Además, para infecciones cutáneas: acné, herpes, descamaciones, sarna. Astenia, depresión nerviosa.

Lavanda

Insomnio, nerviosismo, angustia. Dermatitis infecciosas, prurito, quemaduras, contracturas musculares, picaduras de insectos. Micosis cutáneas. Estrés.

Limón

Desinfección del aire (hospitales, guarderías, cualquier tipo de estancia). Periodo de enfermedades contagiosas. Insuficiencia venosa, flebitis. Cólicos nefríticos.

Cedro

Alivia los síntomas de la seborrea, previene Infecciones. Promueve la micción. Estimula la menstruación. Elimina la tos. Reduce la Inflamación, alivia Espasmos. Repele los insectos.  Actúa como un astringente.

Romero

Otitis, sinusitis, bronquitis (todas las infecciones respiratorias). Cistitis. 

Reduce la celulitis, activa la circulación y reduce los dolores musculares, articulares y las contracturas.

Jengibre

Alivia las náuseas, reduce la inflamación, estimula el sistema inmunitario y nos ayuda a relajarnos.

Sándalo

Estimulante. Tonifica el cuerpo. Rejuvenecedor natural, actúa sobre los radicales libres.  Infecciones cutáneas. Fungicida. Relajante. Expectorante.

Manzanilla

Distonías nerviosas, choques nerviosos e intervenciones quirúrgicas. Afecciones cutáneas pruriginosas. Parasitosis intestinales. Desórdenes digestivos: gases, aerofagia, digestión lenta. Dolores menstruales.

Caléndula

Antifúngico, antibacterial, antibiótico, antiséptico, antiinflamatorio.

Eucalipto

Antiséptico. Combate afecciones a nivel respiratorio. Para tensiones a nivel muscular, el cansancio y el dolor. Sanea el cuero cabelludo.

Jazmín

Estimulante, afrodisíaco, eleva el estado de ánimo

Geranio

Astenia o fatiga nerviosa. Tónico cutáneo. Pieles grasas. Pieles envejecidas. Celulitis. Estrés.

Otros también esenciales:

Aceite Esencial Indicaciones
Menta
Problemas digestivos: náuseas, vómitos, mal de transportes. Astenia, migrañas, cefaleas. Herpes zóster, neuralgias, ciática. Golpes, traumatismos.
Bergamota
Agitación, insomnio. Para pieles grasas y acneicas. Inapetencia, hemorroides.
Albahaca
Aerofagia, gastritis, mareo en transporte y náuseas, dolores premenstruales y todo tipo de dolores locales, todo tipo de inflamaciones musculares y articulares.
Árnica
Para lesiones o esguinces, relajante muscular por sus propiedades antiinflamatorias, es un antiséptico, regenerativo.
Tomillo
Bactericida, combate todo tipo de infecciones.
Menta
Estimulante, devuelve el vigor al cabello.
Pachuli
Cicatrizante, reduce el acné.
Orégano
Anticelulítico, afina la silueta.
Ciprés
Tónico venoso, calma las pieles congestionadas.
Salvia
Tónico, facilita crecimiento del cabello.
Mandarina
Los cítricos son energéticos y reaniman. Sirven para la melancolía, generan entusiasmo, inspiración y fortaleza. La mandarina otorga alegría, por lo que disminuye los síntomas de la depresión y la ansiedad, eliminando la angustia.
Azahar
Es otro tranquilizante que combate la ira, la depresión y la histeria. Sirve para tratar cuadros de ansiedad y el miedo.

Precauciones 

  • En primer lugar, debemos usar con prudencia el aceite esencial que provenga de frutos cítricos como el limón, la naranja o la bergamota, ya que tienen un efecto fotosensibilizante. Es decir, que, si los aplicas en la piel y luego tomas el sol, podrían causarte manchas o leves quemaduras. 
  • Y en segundo lugar, consultar a un especialista sobre el uso en mujeres embarazadas, bebés y ancianos. Algunos aceites tienen propiedades como el aumento del flujo sanguíneo en el área de la pelvis, fomentando la menstruación, mientras que otros podrían subir la presión arterial o descompensar el sistema nervioso.
  • Así como también, si las personas que sufren alteraciones neurológicas o coronarias también deben limitarse a la lavanda, la manzanilla o el árbol de té.
  • Finalmente, en caso de alergias, consulta a un especialista.

¿Has probado alguno?. ¡Cuéntanos!

Mayra Rengifo
Guía autocontrol niños

¿Qué piensas sobre este tema? Deja tu comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *