Aromaterapia

La aromaterapia promueve el bienestar físico y emocional

¿Qué es la aromaterapia?

Es es un tipo de tratamiento alternativo que emplea aceites esenciales o líquidos aromáticos de plantas, cortezas, hierbas y flores los cuales se frotan en la piel, se inhalan, se ingieren o se añaden al baño.

La aromaterapia significa curación a través de los aromas.

Aromaterapia

¿Para que sirve?

La aromaterapia sirve para promover el bienestar físico y emocional. El poder que ejercen estos aromas en nuestro cuerpo y nuestra mente nos ayuda a evadirnos, a relajarnos y a llenarnos de energía y vitalidad.

Es importante aclarar que sirve como complemento de la medicina tradicional, para encargarse de la parte emocional.

¿Cuáles son los beneficios de la aromaterapia?

Son muchos, y a continuación te compartimos los más destacados:

  • Nos ayuda a equilibrar las emociones.
  • Alivia el estrés y la ansiedad de nuestro cuerpo.
  • Nos aporta energía.
  • Mejora la circulación.
  • Alivia la tensión muscular.
  • Mejora los desequilibrios del sistema inmunitario.
  • Ayuda a evitar el envejecimiento celular gracias a los poderes antioxidantes de algunas plantas.

Los beneficios varían dependiendo de cuál sea la composición del aceite natural escogido.

Beneficios por aroma

Los aromas

Te dejamos una lista con los aceites esenciales más usados y cada uno de sus beneficios.

Lavanda:

Alivia el estrés, combate el insomnio y ayuda en la curación de cortes y quemaduras. Además mitiga las cefaleas tensionales.

Romero:

Mejora la concentración, reduce la celulitis, activa la circulación y reduce los dolores musculares, articulares y las contracturas.

Eucalipto:

Combate los ácaros, estimula los folículos del cuero cabelludo y ayuda en el tratamiento de las enfermedades de las vías respiratorias.

Jengibre:

Alivia las náuseas, reduce la inflamación, estimula el sistema inmunitario y nos ayuda a relajarnos.

Aceite de árbol de té:

Tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas. Se utiliza para tratar infecciones y problemas de pediculosis, así como desodorizante natural. Sirve para combatir la situación de agotamiento.

Sándalo:

Fortalece las uñas y el cabello, hidrata las pieles secas o con problemas dermatológicos. Muy utilizado por sus efectos calmantes y relajantes.

Mandarina

Los aromas cítricos son energéticos y reaniman. Sirven para la melancolía, pues generan entusiasmo, inspiración y fortaleza. La mandarina otorga alegría, por lo que disminuye los síntomas de la depresión y la ansiedad, eliminando la angustia.

Azahar

Es otro tranquilizante que combate la ira, la depresión y la histeria. Sirve para tratar cuadros de ansiedad y el miedo.

Algunas formas de aplicar los aceites esenciales

Pueden aplicarse de diferentes maneras dependiendo del tipo de aceite y del problema a tratar.

Masaje: 

Podemos mezclar unas gotas de aceite esencial con agua, con alguna loción o con alcohol de 96º. Esta mezcla se vierte sobre la piel y tenemos que masajearla hasta su completa absorción. Es el método más utilizado para aliviar tensiones musculares, eliminar contracturas y mejorar la circulación y la aparición de celulitis.

Los masajes

Inhalación: 

Tienes que añadir unas gotas de uno o varios aceites esenciales al agua y utilizar un difusor o humidificador para que emane el aroma en el ambiente. De mismo modo, puede realizarse mediante vahos, es la opción más recomendable para problemas en las vías respiratorias o en el cutis.

Cataplasmas: 

Pueden aplicarse calientes o frías y consiste en la utilización de paños, compresas o vendajes impregnados en aceites esenciales. Las cataplasmas tienen efectos calmantes y antiinflamatorios y se utilizan en el tratamiento de dolores musculares y para aliviar problemas dermatológicos.

Baños: 

Esta opción es la más apropiada para eliminar la ansiedad, el estrés y las tensiones del día a día. Tan sólo hay que llenar la bañera de agua caliente y añadir unas gotas de aceite esencial.

Herramientas o productos para usar los aceites.

  • Difusores
  • Inhaladores
  • Spray instantáneo
  • Varitas de rattan o bambú
  • Sales de baño
  • Aceites corporales, cremas o lociones para masaje o aplicación tópica
  • Vapores faciales
  • Mascarillas de arcilla u de otros

Los mismos se pueden usar de forma individual o combinando diferentes métodos, de este modo mejoramos la eficiencia del tratamiento.

La aromaterapia en el hogar

Se basa en el uso de aceites esenciales como ambientadores de la casa. De esta forma, estarás permanentemente influenciado por las propiedades de las esencias que utilices.

Los aromas pueden convertir una casa en tu hogar y hacer que los habitantes y visitantes tengan sentido de pertenencia y se sientan completamente a gusto.

En la sala de estar:

Es un lugar para la comunicación y la expresión, ahí se da la bienvenida y, generalmente, es la primera impresión de tu hogar. Los más adecuados son los cítricos (bergamota, limón, naranja y mandarina), coriandro, basílico, rosa, geranio y romero, pino, enebro, ciprés, cedro y mirto.

En la cocina y el comedor: 

Los aromas más adecuados son las especias que normalmente utilizamos para condimentar las comidas y que estimulan todo el proceso digestivo por vía reflectiva a través del olfato. Es el caso de la canela, laurel, nuez moscada, pimienta, tomillo, clavo, anís, hinojo, orégano y menta.

La sala de estudio: 

Es un lugar para la creatividad, la concentración y la disciplina. La atmósfera de este ambiente debe favorecer la concentración, la meditación o cualquier actividad creativa que realicemos. Los aceites esenciales con aromas orientales y florales son los que estimulan estos estados; como por ejemplo, los de sándalo, incienso, mirra, cedro, benjuí, patchouli, laurel, vetiver, coriandro, verbena, romero, palo de rosa limón y menta.

La habitación:

Invita a la sensualidad, al descanso, la paz, el reposo y el sueño reparador. Podemos crear una atmósfera sensual y romántica que favorezca el amor y la relación íntima con esencia de jazmín, ylang-ylang, sándalo, rosa, neroli, geranio y patchouli. Para favorecer el descanso y el sueño, los aceites esenciales de mejorana, lavanda, manzanilla romana, valeriana, melisa, neroli palo de rosa y bergamota son los más adecuados.

El baño: 

Es el templo para el cuidado del cuerpo. Es el lugar donde limpiamos y cuidamos la piel, nos relajamos y nos revitalizamos. Las mejores opciones para lograr la relajación son: Lavanda, geranio, rosa, palo de rosa, limón, romero, zanahoria, cedro, ylang-ylang, manzanilla alemana, milenrama, caléndula, hipérico, salvia, enebro y sándalo.

Los closets: 

Podemos utilizar aceites esenciales con un aroma que se asocie bien con nuestros perfumes personales. Los mejores son los de aroma permanente y que a la vez suelen utilizarse como base de muchos perfumes, como es el caso del ciprés, cedro, sándalo, cistus, mirra, vetiver, lavanda, patchouli, lemongrass, limón, geranio, pino, incienso, gálbano, rosa, benjuí y jazmín.

La esencias

Receta recomendada

Produce un aceite esencial para aromaterapia muy suave y aromático, con un gran efecto relajante. Para prepararlo necesitarás:

  • 20 gotas de aceite esencial de naranja
  • 10 gotas de bálsamo de abeto
  • 5 gotas de aceite esencial de incienso
  • 2 gotas de aceite esencial de canela
  • 1 gota de aceite esencial de rosa, 1 de mirra y 1 de jengibre

Posteriormente mezclan todas las esencias y reservarlas durante unos días en un recipiente de vidrio oscuro, cuando el aceite esencial se haya acentuado, puedes utilizarlo para ambientar tu casa a través de difusores o empapando pequeñas bolas de algodón y dispersándolas por las habitaciones. 

Te invitamos a probar esta maravillosa alternativa que promueve el bienestar físico y emocional. 

Mayra Rengifo

Curso Inteligencia emocional para la familia

¿Qué piensas sobre este tema? Deja tu comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *